Churruñuelos (nuestros roscos fritos)

Ésta es una variante de los roscos fritos que, al sacarlos del aceite al freír nos dio la sensación de presentar una textura entre el churro y el buñuelo (de ahí nuestra denominación), aunque al enfriarse tomaron la textura del rosco frito tradicional, quizá algo más firme.
  1. Se baten 2 huevos, una pizca de sal, el zumo y la ralladura de una naranja, 100 g. de azúcar y 50 ml. de aceite de oliva virgen.
  2. Se añaden 450 g. de harina y dos paquetes dobles de gasificante y amasamos hasta que la masa empiece a no pegarse en los dedos. Dejamos reposar 15 minutos.
  3. Calentamos aceite en una sartén y vamos haciendo rulos con la masa y uniendo sus extremos. Los freímos en tandas (con cuidado porque van a aumentar de tamaño) con el aceite no demasiado caliente para que se hagan bien por dentro.
  4. Se escurren sobre un papel absorbente y los pasamos por azúcar y canela.

0 comentarios: