Bizcocho tradicional de yogur... también al microondas

imagen cortesía de El Estilario
Ésta es una de esas recetas que están al alcance de cualquiera, por poca práctica que se tenga en la cocina.
  1. Precalentar el horno a 180º.
  2. Mezcla en un bol 3 huevos, 1 yogur de limón (el vasito de yogur sirve de medida para los siguientes ingredientes), 3 medidas de harina, 2 medidas de azúcar y 1 medida de aceite de oliva. Añade al final un sobrecito de levadura y bate hasta obtener una pasta homogénea.
  3. Para que la masa no se pegue al molde para el bizcocho, unta su interior con mantequilla y espolvorea un poco de harina.
  4. Vierte la masa en el molde. Aunque una vez terminado el bizcocho puedes cortarlo y rellenarlo de mermelada, nata, crema... o cubrirlo de chocolate o azúcar glas, éste sería el momento de añadir a la masa cruda ingredientes que se cocerán después en su interior: trocitos de chocolate (que se derretirán y mezclarán con la masa) o pasas, frutos secos, trozos de fruta fresca (la manzana cortada en lonchas no demasiado finas resulta deliciosamente jugosa al cocerse)...
  5. Introduce el molde en el horno a 180º de 30 a 35 minutos. Tras ese tiempo, el bizcocho aparecerá dorado, pero si quieres asegurarte de que el interior se ha cocido correctamente, clava la punta de un cuchillo en su centro: al sacarla, debe estar limpia. Si no se ha terminado de hornear, la hoja del cuchillo aparecerá manchada de masa y lo más seguro es que el bizcocho "baje" algo por la zona donde pinchamos (aunque después estará igual de delicioso); en ese caso continúa horneando cinco minutos más y repite la operación.
  6. Sacar del horno, dejar enfriar y desmoldar.
Una posibilidad más rápida es hacer el bizcocho al microondas: tapa el molde con papel de cocina y cocinar a máxima potencia durante 6 minutos (para un microondas de 800 W de potencia; en otros casos habrá que ir probando). Asegurarnos con el cuchillo de que el interior está cocido (la ventaja de cocinar con microondas es que en esta operación el bizcocho no "baja"); si no lo estuviera, cocinar otros 2 minutos. Repetir la operación hasta que el cuchillo salga limpio. Es mejor ir cocinando minuto a minuto, ya que si nos pasamos el bizcocho resultará duro. Por este método el bizcocho no queda dorado, pero podemos aplicarle unos minutos de grill.

0 comentarios: