Hojuelas

¿Quién no ha escuchado la expresión 'miel sobre hojuelas'? Suele utilizarse para referirse a algo muy bueno que se añade a algo que ya de por sí es bueno. Pues hoy os traemos la receta de las hojuelas, un postre típico de Cuaresma que reclaman como propio muchas zonas de España, desde Cádiz a Segovia.
  1. Calentar aceite (1 taza de café) en una sartén y freir unos granos de matalauva (1 cucharadita).
  2. Tener preparado un montón de harina (2 tazas) con un agujero encima en el que echaremos el aceite previamente colado, y amasar unos minutos.
  3. Añadir el zumo de una naranja, 1 cucharadita de sal, 1 chorreón de agua fría, dos cucharadas soperas de azúcar.
  4. Trabajar hasta que la masa quede firme y no esté pegajosa, añadiendo más agua si fuera necesario
  5. Estirar la masa con la ayuda de un rodillo sobre una superficie enharinada. Tiene que quedar muy fina.
  6. Cortar en triángulos irregulares y freirlos en abundante aceite bien caliente, procurando no freir más de tres a la vez.
  7. Depositar los triángulos en un plato con papel de cocina para que absorba el aceite, y después pasar a una fuente.
  8. Calentar en un cazo una taza de miel rebajada con agua y verter el almíbar resultante sobre las hojuelas.

2 comentarios:

Dulce dijo...

Desde luego, que cosa más rica, me recuerdan a la niñez, al pueblo...se mezcla el sabor y los recuerdos, que bonito!

azucarcanelayclavo dijo...

Muchas gracias, Dulce. Nos alegra que te guste la receta. Un saludo.